Si se tiene un dominio, generalmente es para crear una página web y/o para tener cuentas de correo bajo domino propio. Para lograr esto, se necesita alojar toda la información que contenga dicho dominio.

El alojamiento web o, en inglés, web hosting, es un servicio que permite almacenar información y cualquier contenido accesible vía Web. Es el espacio que ocupa toda la página web o el servidor de correos.

Se puede decir que el hosting es tener espacio en el disco duro de Internet, el cual está preparado con los programas necesarios para que se pueda subir a ese espacio la web y tener los correos.

Es de suma importancia que al momento de adquirir un hosting se tome en cuenta varios parámetros como:

1. Las bases de datos: De esto va a depender que se pueda instalar un gestor de contenidos, por ejemplo, WordPress.
2. Cantidad de espacio: Una página Web está compuesta de un gran número de pequeños archivos, lo cual generalmente no se necesita tanto espacio para su alojamiento. Un número aproximado del espacio que se suele necesitar es de 1GB para tener contenido multimedia, base de datos y cuentas de correo.
3. Cantidad de transferencia: Es el ancho de banda, significa el total de datos que se puedan trasmitir de acuerdo al plan de hosting que se adquiera. Es el número de KB que se transfieren al ordenador del que se visita la página web.