En el artículo anterior, comentamos sobre la importancia de mantener nuestra imagen corporativa y páginas webs actualizadas, por ello continuamos ofreciendo consejos para tener presente al momento de diseñar o actualizar una web.

  • Contenido: Recomendamos mantener un diseño limpio y sencillo, y una tipografía clara,  así que debemos esforzarnos por tener contenido de primera: mucho significado con pocas palabras. Hoy en día las personas estamos acostumbrándonos a la rapidez informativa, es decir mayor cantidad de información en menos tiempo. Así que leer cuanto menos es mejor, debemos saber cómo realizar un buen diseño y gestión de contenidos.
  • Colores: Evidentemente los colores que utilicemos en el diseño de la web debe estar vinculado con la imagen corporativa, sin embargo es de suma importancia que estemos actualizados con la tendencia y actualmente se está utilizando una gama de colores “Pantone”. Son tonos pasteles para representar frescura y tranquilidad.
  • Imágenes: Como hemos dado a entender en diferentes puntos, mientras más visuales seamos, mejores resultados tendremos. Usar imágenes de calidad en pantalla completa, ayuda a que le ofrezcamos a los internautas una navegabilidad envolvente y única.
  • Luminosidad: Siguiendo en la misma línea de lo anterior, al incluir imágenes en pantalla completa, se debe implementar un buen juego de luces y contrastes. De esta manera, podremos ofrecer una web con espacio cálido y auténtico.